Insights el futuro comprador

Como bien sabemos el comportamiento del comprador o consumidor de bienes y servicios ha dado un largo viaje alrededor de esta montaña rusa llamada COVID-19.

Ya sea para el consumo de productos offline, online, las reglas que una tuvimos en cuenta para generar ventas, posicionar producto, hacer inbound han cambiado, han evolucionado o en el mejor de los casos han innovado.

1- Los consumidores pasan más tiempo online

Y no hay duda alguna, debido al confinamiento las actividades a nivel global fueron limitadas. Entonces, podemos afirmar que los consumidores en un contexto post-pandémico pasan más tiempo en línea, se sienten más cómodos con el uso de plataformas digitales y además de eso ayudan al desarrollo de nuevas tecnologías entre diversos mercados.

2- El “commerce” no solo debe ser “ecommerce”

No está de más resaltar que en estos dos últimos años se ha generado un boom en cuanto a los ecommerce. La cuestión es que dos tercios de los usuarios online, consumidores de retails minoristas y de bienes de consumo, todavía consideran importante el tener una tienda física de dónde obtener productos.

3- La familia y amigos, la verdadera fuente de influencias

Según el reporte 2021 del futuro comprador, de forma global las personas que ejercer mayor influencia en la toma de decisiones de compra son en un 21% amigos cercanos, en un 19% familiares y en tercer puesto influencers y bloggers con un 14%.

4- Innovación e inmediatez

La tecnología vino con todo en los últimos años y las personas están cada vez más exigentes con los servicios o la atención dada. El 66% de los compradores alrededor del mundo esperan que todas las marcas y proveedores se adecuen a la digitalización, además de esto en Latinoamérica parece existir una relación directa entre que tan innovadora es una marca y que tanto sus potenciales clientes están dispuestos a pagar.

5- Product inspiration y compressed commerce

Ya sabemos que el ciclo de comprador (buyer journey) no es el mismo que conocíamos en el 2019. La realidad ha cambiado y los recursos deben ser más asequibles. La planificación de marca, el traspaso de una etapa a otra y las acciones pertinentes para cada etapa deben estar apoyadas en las nuevas necesidades y por sobre todo en algo conocido como “Compressed commerce”. En esta metodología la inspiración de marca/producto/servicio impulsa a los usuarios a generar compras de una forma acelerada.

La síntesis de todo, para poder aprovechar las oportunidades las marcas en un futuro deberán centrarse en practicar y equilibrar estrategias omnicanal donde exista un balance entre lo online y offline, como un proceso unificado, no como antes que se realizaba de forma separada. 

Además de eso, los clientes esperan que las marcas puedan abrazar las nuevas tecnologías y la innovación para hacer que el ciclo de compra sea más accesible.

¿Está tu marca en dar el siguiente paso para acercarse al consumidor del futuro? Escribinos a cristina@ojodepez.com.py o a info@ojodepez.com.py , estamos para darte una mano 🙂

Image: Pexels.