Estrategias para crear un verdadero marketing inclusivo

Seguro has escuchado hablar del marketing inclusivo, una tendencia que llegó desde hace algunos años y que parece que seguirá creciendo entre las preferencias de los consumidores, principalmente los más jóvenes, por lo que lo mejor es conocer algunas estrategias para crear un verdadero marketing inclusivo.

Para empezar, hay que definir este tipo de marketing como el que piensa en todas las personas, con cualquier característica física, psicológica, emocional, con la intención de satisfacer las necesidades de cualquiera consumiendo nuestro producto o servicio de forma que quien busque formar parte puede hacerlo sin limitación alguna.

De acuerdo con el reporte Earned Brand de Edelman, lanzado en 2018, los consumidores esperan que las marcas tomen una postura ante temas sociales. Al menos dos tercios de los consumidores así lo desean pues se les considera compradores motivados por las creencias.

Para ello, el marketing inclusivo deberá utilizar una estructura universal que permita a las marcas conectar con todos los consumidores, tomando en cuenta los detalles para lograrlo de manera eficaz y así satisfacer las necesidades y deseos de las personas ya sea a través de la experiencia de compra, el uso o el mensaje de la marca.

Tanto los especialistas en marketing como las empresas deben tomar en cuenta la oportunidad de conectar con las audiencias, principalmente en redes sociales, al establecer conversaciones complicadas sobre temas de interés considerando a la sociedad como un ente dividido, pero con el esfuerzo por unificarlo.

Ante ello, aquí te comparto algunas estrategias que deberías comenzar para hacer de esta una estrategia beneficiosa:

  1. El mensaje. Tener un mensaje preciso puede hacer que los usuarios en redes sociales, u otros medios, se sientan identificados y con ello decidan convertirse en clientes pagos al poder ver, escuchar o sentir una firma que los incite a decidir pertenecer a la lista de consumidores de este producto.
  2. Destaca los valores de la marca. Además de incluir una diversidad racial, de género, creencias, o cualquier otra ‘diferencia’ entre los seres humanos, el contenido debe destacar los valores de la marca con el uso de mensajes precisos y óptimos que reconozcan los problemas que enfrenta la sociedad hoy en día e inclusive que planteen cómo ser parte de la solución de situaciones difíciles dirigiéndose a toda la gama de tu audiencia.
  3. Imagen real, no ideal. Cada vez son menos las personas que quieren buscar una imagen “ideal” que cumpla con ciertas características del mercado, al contrario, se busca irrumpir estos espacios para darles un estilo que refleje a los consumidores de forma real, lo que puede hacer que más personas logren identificarse con quien aparece en un cartel publicitario promocionando algún producto y los orille a comprarlo.
  4. Dos, cuatro, seis ojos. Lo mejor es que más de una persona pueda revisar los anuncios antes de convertirlos en un producto final, pero para ellos los demás ojos deben salir del círculo regular para trasladarse a la mirada del consumidor real, quien podría destacar las connotaciones negativas, imprecisiones culturales o errores involuntarios ocultos dentro la misma.
  5. Conoce a tu audiencia. En medio de un mundo digital conectar las audiencias puede ser un reto hoy en día, sin embargo, lo ideal es compartir la misión, visión y valores de la marca de forma orgánica y firme con los consumidores, abriendo espacios para la conversación bajo una luz de respeto.

Fuente: Merca2.0

Imagen: Pexels.

¿Necesitás ayuda con tu marca? Contactate con nosotros