¿Cómo publicitar un producto aburrido? 6 formas de hacerlo

Cuando trabajas en publicidad, a veces te encuentras con productos fascinantes y campañas que casi se escriben solas… y a veces no. ¿Qué pasa si el producto que tienes que anunciar tiene poco gancho? La agencia de publicidad Bizadmark nos da 6 ideas para conseguir que tu campaña deje huella aunque tu producto no lo haga.

6 maneras de publicitar un producto aburrido

1) Saca tu lado más divertido

El humor puede convertir el producto más soso en una estrella. Da igual que vendas papel de cocina o destornilladores, el caso es unirte a la conversación y aportar chispa y entretenimiento.

Si necesitas inspiración, además de las grandes marcas internacionales como Oreo u Old Spice, tenemos un ejemplo patrio de empresa a priori poco “sexy” que ha arrasado gracias al humor: Desatranques Jaén.

2) Atrévete a correr riesgos

Los anuncios que no se arriesgan en absoluto son un aburrimiento, y lo último que quieres es aburrir a tus clientes potenciales. Si tu producto no destaca a primera vista, no puedes quedarte en la zona de confort.

Los anuncios más arriesgados y creativos son los que tienen más potencial para convertirse en virales. El marketing está lleno de ejemplos de marcas que se arriesgaron y crearon campañas inolvidables, desde el clásico “Think different” de Apple hasta los espectaculares retos de Red Bull.

3) Rompe las reglas

Si tienes que hacer publicidad de un producto aburrido, no puedes darte el lujo de hacer lo que todo el mundo está haciendo.

Para conseguir que tus campañas llamen la atención, te recomiendo que estudies a tu competencia no para inspirarte en sus ideas, sino para ver cómo destacar con algo distinto. Tienes muchas opciones, desde apostar por un tono de voz inesperado hasta usar patrones de colores poco comunes en tu sector. El caso es intentar no dejar a nadie indiferente.

4) Habla el idioma de tus clientes

Acertar con el tono de comunicación es fundamental para que tus campañas conecten con el público al que se dirigen. Para ello, tendrás que partir de investigar a fondo a tu buyer persona y ver cómo es su manera de comunicarse. En particular, si hay alguna comunidad dedicada a temas relacionados con tu marca, es muy buena idea analizar cómo se expresan sus usuarios.

5) Suéltate la melena

Aunque el tono de comunicación tiene que adaptarse a la audiencia, hay que evitar caer en el corporativismo. El marketing digital se basa en conversaciones, no en monólogos de marcas dándose autobombo.

Las redes sociales fomentan que las marcas puedan unirse a la conversación y adoptar un tono más natural y relajado. En caso de duda, pregúntate si una persona de verdad diría la frase que estás usando.

6) No tengas miedo a la controversia

El miedo a las crisis de reputación online hace que muchas marcas tengan miedo a ser controvertidas. Pero como ya hemos visto en este artículo, hacer un buen marketing para un producto aburrido implica salir continuamente de tu zona de confort. Los anuncios controvertidos (siempre y cuando estén en línea con los valores de tu marca) tienen un potencial enorme para llamar la atención y, con ello, atraer a nuevos clientes.

Fuente: Cyberclick.

Imagen: Pexels.