La importancia de la música para el trabajo

El día está lleno de diversas actividades y pendientes laborales que hay que cumplir, por ello, encontrar estrategias para administrar nuestro tiempo y mejorar nuestra productividad es de suma importancia.

En muchos lugares de trabajo, este es un gran tema de discusión. Se dice que con la música las personas de la oficina son más productivas y creativas porque se activa la parte artística y lúdica del cerebro, pero, en otros argumentos se dice que solo es un factor de distracción y que la productividad no es igual. A pesar de esto, hay algo que no deja de ser verdad: la música es parte de la expresión del alma y de los pensamientos humanos a través del lenguaje melódico.

¿Qué es la música?

La música es el arte de organizar de manera sensible y lógica, una combinación de sonidos y silencios, pensamientos, sentimientos y emociones utilizando los principios de la armonía, melodía y el ritmo. Es una manera de expresar pensamientos, sentimientos y estados anímicos. Tanto la melodía, como la armonía y el ritmo se conjugan mediante los sonidos de manera lógica, entonces, lo se logra escuchar resulta gratificante y bello, por más triste que resulte ser la melodía. Por eso es arte.


¿Por qué es importante la música en el trabajo?

Así como, la palabra hablada es la materialización del pensamiento y, el sonido del lenguaje es la materia con la que contamos para producir una comunicación, la música es la materialización de los estados de ánimo.
Cuando unimos el ritmo de una música a la fuerza de las palabras se produce algo similar a un acto de magia, ya que a través de esa mezcla de sonidos y silencios, el ser humano alcanza poner a flor de piel los más variados sentimientos.

La música es el movimiento de las ondas sonoras, que de alguna manera ejercen una influencia en el cuerpo y la mente de quien la está percibiendo. Por ejemplo, los diferentes tipos de música que se utilizan en el gimnasio, ya que existe una conexión con la rutina de ejercicios para que las personas lleven a cabo una sincronía con sus movimientos. Por otro lado, las personas que son sordas, pueden sentir la vibración de la música y se expresan con movimientos al son de la misma.

Escuchar música es un excelente método de concentración y relajación en el trabajo porque activa las ideas, fomenta el dinamismo, la creatividad y ayuda a disminuir el cansancio. Depende mucho del tipo de música que se escucha, ya que cada estilo de música tiene su intención.

La música, el peor enemigo del estrés

La música puede convertirse en el peor enemigo del estrés, debido a sus efectos positivos en relación a la parte emotiva, cognitiva y física del ser humano. La musicoterapia ha tenido resultados a nivel mundial sorprendentes, muchas personas han sanado padecimientos, emociones e inclusive corregido conductas con la música. Mozart, afirmó que la música clásica ayudaba a los niños a incrementar su memoria, hasta hoy en día la música clásica se utiliza para terapias y hasta para los recién nacidos.


La música ayuda a eliminar el estrés y favorece la concentración individual

  • Según un estudio de Teresa Lesiuk, 7 de cada 10 personas logran una mayor concentración y mejoran su estado de ánimo cuando escuchan música durante su jornada de trabajo.
  • El 88% de los participantes en un estudio de MusicWorks trabajó de forma más precisa al escuchar música.

 

¿Cuándo es mejor escuchar música?

No toda la música es buena para impulsar tu productividad, hay que elegir la correcta para trabajar. Selecciona melodías que motiven, pero que no distraigan.
Un elemento importante para determinar la importancia de la música, es definir el grado de concentración que se requiere para las actividades de cada día.

¿Cómo implementar la estrategia musical?

  • Puedes comenzar con audífonos y elegir la playlist que más se adapte a tu actividad.
  • Crea diferentes playlist y escúchalos por horarios o temporadas de trabajo, por ejemplo, a fin de mes que se tiene “mucha carga de trabajo”, utiliza música ambiental para mantener la oficina relajada.
  • Crea concursos y el playlist ganador podrá ser escuchado durante un determinado tiempo.

Recuerda que lo más importante es fomentar e impulsar la música que los haga sentirse felices, relajados y productivos.

Si te gusta escuchar música en el trabajo, he aquí algunos consejos para tener en cuenta:

  • Use auriculares si comparte una oficina. Si tiene suficiente espacio personal para usar altavoces externos, asegúrese de que el sonido no llegue a las áreas de trabajo de otras personas.
  • Mantenga el volumen lo suficientemente bajo para escuchar si su teléfono suena o alguien llama su nombre.
  • Si usa altavoces, recuerde pausar la música cuando habla por teléfono.

Espero te haya gustado el contenido y nos compartas: ¿Cuál es la música que impulsa tu productividad laboral?

Escrito por: Fernando Olmedo, Diseñador Gráfico de Ojo de Pez.