Diferencia entre publicidad de compra programática y Google Display

En el mundo de la publicidad online hay mucha confusión acerca de la diferencia entre la compra programática y Google Ads. Es normal que ocurra, pues las dos estrategias publicitarias consisten en la compra venta de espacios publicitarios gráficos (conocidos como banners) en Internet.

Si tú también tienes dudas acerca de las características de cada una, no te preocupes. En este artículo te contamos en qué consisten y cuáles son las diferencias entre ellas, para que así puedas seleccionar la que mejor se adapte a los objetivos de tu campaña.

¿QUÉ ES LA PUBLICIDAD GOOGLE ADS?

En primer lugar, debes conocer cuáles son los dos tipos de redes para publicidad que tiene Google: red de display y red de búsqueda. Es la manera más eficaz de llegar a tu público de manera rápida. No obstante, también tenemos que tener en cuenta, que cuando se para la campaña, los resultados empeoran.

Además de estas dos opciones, en google ads también está la opción de poner en marcha campañas de shopping y de vídeo (youtube).

– Google Display

La red de display de Google (Google display network) está orientada a la oferta. El objetivo para este tipo de anuncios es captar la atención de los usuarios, por eso su enfoque es más comercial. Los formatos admitidos son texto, rich media, vídeo e imagen.

Google display funciona como un interfaz entre el anunciante y el editor. Anuncios que utilizan esta red pueden mostrarse en:

  • Más de dos millones de web asociadas a Google mediante Adsense.
  • La bandeja de entrada de Gmail.
  • Youtube.
  • aplicaciones móviles (apps).

Con Google display puedes segmentar a tu público objetivo según dominio, intereses, características demográficas y muchos otros criterios.

También puedes controlar la programación de estos anuncios y la ubicación dentro de una web. Por ejemplo, podrías dirigirte a personas que vivan es Paraguay, menores de 40 años y que visiten páginas relacionadas con el bricolaje en wikihow.com.

En cuanto al método de pago, este utiliza el sistema CPM (coste por mil impresiones), en el que el anunciante paga cada vez que se muestra su anuncio.

– Google Search

La publicidad de búsqueda de Google, a diferencia de la anterior, está orientada  a la demanda. Es decir, estos anuncios se muestran a usuarios que realizan una búsqueda relacionada con determinado producto o servicio. 

Por ejemplo, si alguien escribe en Google: “ideas decoración salón”, además de mostrar resultados orgánicos de la búsqueda también se le mostrarán anuncios de tiendas de muebles. Dichos anuncios de la red de búsqueda aparecen en:

  • El buscador de Google.
  • Google Shopping.
  • Google Maps.
  • Google Groups.
  • Socios de búsqueda de Google: AOL.

A diferencia de la red de display, que permite publicar anuncios en cualquier formato, la de búsqueda sólo admite el texto. 

Cuándo es recomendable utilizar la red de display frente a la de búsqueda

Es recomendable utilizar la red de display frente a la de búsqueda cuando:

  • Tu producto o servicio no tiene un volumen elevado de búsquedas por palabras clave.
  • El proceso de compra de un producto es largo, como ocurre por ejemplo con un vehículo o una vivienda.
  • Tu objetivo es hacer una campaña de branding.
  • Quieres llegar a un mayor número de usuarios.
  • Necesitas promocionar anuncios en formato vídeo.

¿Qué es la compra programática de publicidad?

Este sistema consiste en el uso de la inteligencia artificial para comprar de forma automatizada las ubicaciones de anuncios más adecuadas para cada anunciante.  Cuando esto sucede en tiempo real, hablamos de compra programática RTB (Real Time Bidding), que es la forma más conocida dentro de esta estrategia de publicidad online.

En la compra programática el inventario de anuncios se gestiona en unas plataformas llamadas ad exchange, que son el punto de encuentro entre las webs que venden sus espacios publicitarios y compradores.

Los anunciantes, para configurar su campaña y seleccionar a la audiencia más adecuada para su anuncio utilizan las plataformas DSP (Demand Side Platforms). A través de ellas se hace de forma automática la puja por el espacio publicitario que más interesa al anunciante del inventario que ofrecen distintos ad exchanges.

Por su parte, los vendedores recurren a las plataformas SSP (Sell Side Platforms), en las que ofertan su inventario de espacios publicitarios. Ambas, DSP y SSP, confluyen en las ad exchange.

Cuando un usuario entra en una página web, ad exchange obtiene información sobre sus intereses mediante las cookies.  Si aquellos datos recopilados encajan con las especificaciones de un anunciante, de forma automática su publicidad entra en una subasta con otros anunciantes.

El anuncio que se muestra es aquél que tiene la oferta más alta. De esta manera se consigue que cada impresión tenga la máxima rentabilidad, y tanto anunciantes como vendedores de espacios publicitarios salen beneficiados. Todo este proceso ocurre de manera automatizada –es decir, sin intervención humana- y en cuestión de segundos.

En la última década la compra programática de medios publicitarios ha crecido hasta convertirse en el tipo de publicidad número uno en internet.  Hoy en día la publicidad programática supone casi el 85% del total de gasto publicitario digital en Estados Unidos, de acuerdo con el estudio realizado por eMarketer.

Diferencias entre publicidad de Google Ads y compra Programática

Como ves, tanto en el caso de Google Ads como en el de la compra programática, el objetivo último es la ubicación de un banner publicitario en la web más adecuada para el anunciante. 

La diferencia principal es que la publicidad programática se gestiona a través de las plataformas mencionadas (DSP, SSP y ad exchange) y la red de display es de Google.

En google ads, los clientes pujan por espacios en diferentes sitios web para insertar publicidad. En cambio, la compra programática se centra más en el público objetivo. Se basa en aspectos demográficos, geográficos y de comportamiento de compra del target para determinar la ubicación. No se compra un espacio propiamente dicho como en display.

La publicidad con compra programática, puede impactar en principales medios de comunicación hasta en redes sociales así que se considera más ventajosa para anunciantes. No obstante, se requiere de una inversión inicial alta para poder ponerse en marcha.

Esto acarrea que el planteamiento a la hora de hacer una campaña sea muy distinto según se opte por una u otra opción y que los anuncios se gestionen de manera distinta. Vamos a ver en qué se diferencia una de otra en los puntos clave.

– Alcance

La publicidad en la red Google Ads tiene la capacidad de llegar a una audiencia inmensa, pues tiene acceso a todos aquellos sitios propiedad de Google y a sus socios, lo que representa aproximadamente el 70% de las webs.

Es una cifra muy alta que, sin embargo, es superada por la compra Programática de publicidad, pues las plataformas DSP tienen acceso a la red de display de Google y además, a través de ad exchange a sitios fuera de Google, como por ejemplo Yahoo, Rubicon o AppNexus.

Esto alcanza el 97% de la web e incluye a aquellos principales medios de comunicación online, webs especializadas, las redes sociales más populares e incluso la televisión online.

– Segmentación

La segmentación es muy precisa en cualquiera de las dos opciones. Tanto Google Ads como la publicidad Programática te permiten seleccionar a tu audiencia con criterios de:

  • Palabras clave relacionadas con tu anuncio y mensaje publicitario.
  • Sitios web vinculados al tema de tu anuncio.
  • Intereses de tu público objetivo.
  • Ubicación geográfica o grupo de edad de tu público.
  •  

En cuestión de segmentación, la principal diferencia entre un sistema y otro radica en los datos que se usan para llevarla a cabo.

Mientras que Google Ads utiliza datos de búsqueda de Google para segmentar a los usuarios, en la publicidad programática intervienen agentes externos, que proporcionan datos muy detallados. Por ejemplo, es posible apuntar solo a clientes de Netflix que han comprado comida a domicilio el último mes y que a la vez tienen instalada la aplicación Uber Flash para iPhone. Una segmentación tan precisa no es posible con Google Ads. 

– Formatos publicitarios

Tanto la compra programática de publicidad como Google Ads soportan la mayor parte de los formatos publicitarios: imagen, vídeo o HTML5 (Rich Media). Si se trata de anuncios interactivos, Google Ads no es tan eficaz como la publicidad Programática, pues algunos de sus sitios web no soportan este tipo de creatividades diseñadas para que el usuario interactúe con la publicidad.

Se recomienda usar cuantos más formatos mejor para poder llegar a todos los sitios web y tener más posibilidades de ser visto.

– Anuncios de vídeo

Aunque como acabamos de comentar, los anuncios en formato de vídeo son posibles en ambas estrategias, en Google Ads estos se limitan prácticamente a YouTube, ya que no son muchos aquellos socios de Google que ofrezcan inserciones publicitarias en este formato en sus webs.  Por este motivo, si deseas llegar con un anuncio de vídeo a la audiencia de un nicho concreto en una web específica, la publicidad programática es más conveniente.

– Estrategias de puja

En Google Ads tienes varias estrategias de puja:

  • CPC (coste por click), en la que el precio varía para cada click, de modo que la puja se ajusta automáticamente para maximizar las conversiones.
  • CPA (coste por acción), en la que el coste está vinculado a una acción particular, como puede ser, por ejemplo, suscribirse a tu newsletter para probar de manera gratuita un producto.
  • CPM (coste por cada mil impresiones), en la que el coste se decide por cada mil impresiones.

En la publicidad Programática el modelo de precios es siempre CPM y se calcula de acuerdo con la siguiente fórmula:

CPM = (inversión publicitaria / impresiones publicitarias) x 1000.

El CPM se calcula de esta manera porque el precio de cada impresión puede ser diferente según la oferta. Esto también implica que existe la posibilidad de que no compres ninguna impresión en caso de que tu precio para las ofertas sea demasiado bajo. 

En cambio, con la red de display de Google, las impresiones siempre están aseguradas.

Conclusión

Como has visto, no es lo mismo optar por la publicidad en Google que por la compra Programática a la hora de realizar tus campañas publicitarias online.

Cada una presenta ventajas e inconvenientes que debes valorar en función de las características de tu negocio, objetivos y presupuesto.

Lo que está claro es que tanto la publicidad con programática como Google Ads son dos de las estrategias más punteras de la publicidad online actual y que son elementos esenciales en cualquier estrategia de marketing digital.

Si no tienes claro qué es lo mejor para tu negocio y necesitas que una agencia especializada gestione tu campaña de marketing online, en OJO DE PEZ nos encargamos de ello.

Escrito por: Ana Izaguirre.

Imagen: https://images.pexels.com/photos/221164/pexels-photo-221164.jpeg?auto=compress&cs=tinysrgb&dpr=2&h=650&w=940

9 beneficios del marketing automation

Si se usa de forma correcta, el marketing automation es una herramienta muy potente que genera excelentes resultados tanto para pequeñas como para grandes empresas, en términos de ejecución de campañas, administración eficiente del tiempo, contacto con los clientes de una forma más personal… que son acciones que manualmente sería muy difícil de llevar a cabo con éxito.

¿Cómo saber si una solución de marketing automation es la más adecuada para tu negocio? Presta atención a los siguientes beneficios:

1. Segmentación de tu público objetivo

En lugar de tener que separar manualmente a tus clientes en función de sus necesidades y preferencias, el marketing automation te permite realizar la segmentación de tu base de datos de forma automática, creando segmentos con base en la etapa del ciclo de ventas en que tus clientes estén ubicados en determinado momento. 

Este proceso de segmentación te permitirá llegar con mayor efectividad a la mente y al corazón de tu buyer persona, es decir, tus clientes recibirán mensajes con contenido que realmente sea relevante para sus necesidades específicas.

2. Administración eficiente del tiempo

A través de la automatización de tus procesos de marketing puedes crear diferentes campañas y programar mensajes para una hora y fecha en el futuro. Por ejemplo, podrías crear y programar todas las publicaciones de un mes completo en Facebook.

3. Mayor efectividad en el cultivo de leads

Conectar con cada posible cliente de forma manual te hará perder tiempo. Por tanto, una solución de marketing automation puede ayudarte a conectar con ellos desde el principio de su interacción con los activos de tu compañía.

Así, por ejemplo, si un visitante se inscribe a tu boletín, puedes conectarte con él de forma inmediata por medio de un mensaje personalizado de bienvenida y confirmación de su suscripción, que llegará a la bandeja de entrada de su correo electrónico de forma automática.

4. Monitoreo de tus acciones

Una herramienta de marketing automation te da la posibilidad de realizar un seguimiento y monitoreo de cada acción que estés llevando a cabo para cada segmento de tu base de datos de leads. Esto a la vez te permitirá obtener gráficos detallados, estadísticas y datos que posteriormente podrás analizar con el fin de optimizar tus campañas en el futuro.

5. Optimización de tus recursos

El marketing automation te permite gestionar eficazmente tu presupuesto. Al reducir la necesidad de personal para recolectar información, así como crear y distribuir mensajes entre tus contactos, puedes aprovechar al máximo tus recursos.

Por ejemplo, un solo miembro de tu equipo de marketing puede ejecutar campañas complejas y conectarse con una gran cantidad de clientes, en comparación con lo que sería posible de forma manual para lo que tendrías que contratar más personal.

6. Conversión en tiempo real

El diseño de workflows y programas automatizados te ofrece la capacidad de hablar el mismo lenguaje de tu cliente, a través de sus hábitos de navegación: duración de la visita, tasa de rebote, porcentaje de clics, etc.

7. Fomento de tu imagen de marca vía mail y redes sociales

Al ahorrar tiempo y recursos, además tienes la posibilidad de ampliar tus campañas a través de múltiples canales de comercialización, tales como: email, Facebook, Twitter, etc. De esta manera lograrás que tus leads se identifiquen cada vez más con tu marca y quieran convertirse en clientes.

En general, potenciar tu marca aumenta la visibilidad de tu negocio y atrae nuevos clientes. 

8. Integración con un CRM

Al integrarse con un CRM, el marketing automation será la clave para lograr más conversiones a lo largo del Ciclo basado en el cliente. Así evitarás que tus leads valiosos escapen y tendrás toda la información que necesitas para acompañarlos, en el momento exacto.

9. Gestión multicanal

Gracias a los múltiples canales en los que pueden encontrarse los consumidores, es cada vez más difícil hacer un seguimiento de todos ellos. Estas plataformas te ayudan a tener control sobre cualquier canal.

Ya sabes las ventajas de sumar el marketing automation a tus herramientas esenciales para tu estrategia.

Fuente: https://blog.hubspot.es/marketing/que-es-el-marketing-automation-y-para-que-sirve