¿Por qué invertir en Publicidad?

Al empezar un negocio, es muy común que pienses en la publicidad como un gasto innecesario o que puede esperar. Pues, estas cometiendo un error. Invertir en publicidad debería ser una de tus prioridades desde el momento en que surge la idea del negocio.

Una vez que conozcas mejor a tu público, las estrategias correctas te permitirán conquistar y ganar un lugar en su mente, posicionando tu marca como la mejor opción.

La publicidad es una inversión que puede parecer grande, pero en realidad los esfuerzos que realices, complementados por un estudio de mercado y un plan bien estructurado, serán recuperados al incrementar las ventas, lo que te dará una mayor ganancia.

Obviamente quieres que la campaña publicitaria haga más que simplemente decir que existes. Lo que necesitas lograr, es que tu marca se destaque frente a la competencia.

Entonces, ¿Por qué  invertir en publicidad? ¿Cuáles son sus beneficios?

- Te permite introducir tu producto o servicio al mercado. Para marcar presencia, debes comunicar.

- Despierta el interés de tu público objetivo. Genera la curiosidad y estimula la necesidad de compra.

- Genera impacto en las personas. Un mensaje bien elaborado puede lograr una buena conexión con las personas y que las mismas se sientan identificadas con la marca.

- Motiva la compra, sin motivación no hay deseo. No esperes que el cliente tenga una necesidad, hay que generarla.

- Te diferencia de la competencia. Cuéntale a tus clientes qué más le puedes ofrecer. Para concretar la acción, ese PLUS puede hacer la diferencia.

- Logras recordación. Tus clientes necesitan saber que existes. Recuérdales constantemente que tienen opción, que eres una de ellas, la mejor.

- Ayuda a generar nuevas oportunidades de negocios, abre las puertas a más desafíos y crecimiento en el mercado.

Todo esfuerzo que hagas para comunicar tu producto o servicio tendrá buenos resultados y te ayudará a lograr tus objetivos si creas y direccionas bien el mensaje a través de los medios adecuados.

Lo barato sale caro y lo mismo se aplica en la publicidad. Muchas veces, por querer ahorrar, realizamos acciones dispersas que lo único que consiguen es impactar de manera aislada.

Debemos de ser constantes y optimizar de la mejor manera nuestro presupuesto, enfocarnos en el mensaje que queremos comunicar y en cuál es la reacción que buscamos de nuestro público.

Por: Gabriela López

Imagen: AtrápaloPublici

Categorías

Nube de etiquetas