Las tipografías más usadas

Como la cobertura de chocolate en un helado, la tipografía se considera una pieza fundamental en composiciones gráfi­cas. Por este motivo, dependiendo de la selección y combinación que se realice, una pieza puede terminar siendo una obra de arte o, de lo contrario, una pizza con piñas - y nadie quiere eso-.

Tenemos que considerar que, las tipografías que tienen una amplia familia y cuentan con distintas variables, son las que nos permiten generar estructuras dinámicas y lograr diversas jerarquías en una misma pieza.

Hoy por hoy, no estaría mal prestarle un poco de atención a las formas de los trazos y la dinámica de las formas, con el objetivo de lograr funcionalidad en los trabajos, e inclusive, lo que no consideramos “trabajo”. Esto se basa en que existen personas con problemas de lectura, como dislexia, o problemas de la vista; y una pieza debe poder ser apreciada por todos.

En cuanto a la amplia variedad de tipografías existentes, todos los diseñadores tienen su preferida, “The classic”, aquella que va a emplear en la mayor parte de sus trabajos, aquella con la que se sienten más identifi­cados y que, inconscientemente, tomarán como sello personal.

Si sos diseñador, de seguro éstas son algunas tipografías que te marcaron:

Gotham: Creada por Tobias Frere-Jones, está inspirada en la señalética arquitectónica de mediados de siglo XX, popularizada en Nueva York. Ha sido utilizada en la campaña presidencial de Obama en 2008 y en el One World Trade Center.

Futura: Este tipo “sans serif” fue creada por Paul Renner en 1927, y se ha convertido en una de las más utilizadas en la actualidad.

Baskerville: Creada en 1757 por John Baskerville, se trata de evolución de la antigua Caslon, con una mayor legibilidad, tamaño y forma. Es considerada como un paso intermedio entre la Caslon y tipografías más modernas como la Bodoni y Didot.

Helvética: Para muchos, la tipografía más utilizada del mundo, hasta el punto de que algunos la critican por su uso excesivo. Dispone de multitud de variantes y es muy versátil en el mundo del diseño. Fue creada en el año 1957 por Max Miedinger y Edouard Homann para la fundición de tipografías. Ganó mucho peso en los años 60´s y 70´s dentro del modernismo.

Myriad`Pro: Diseñada por Robert Slimbach y Carol Twombly para Adobe Systems. La tipografía es ampliamente conocida por su uso corporativo desde el año 2002. Es una de las más recomendadas para personas con dislexia.

Finalmente la más popular, la menos querida, pero como todos tienen sus secretillos, sueñan con ella en un campo de flores durante un atardecer. La Comic Sans, la que todos usamos más de una vez en una perfecta combinación de Word Art para las carátulas de los trabajos... y la que todos amábamos.

Fuentes: Waarket / Mique

Por: Fernando Verdún.

Categorías

Nube de etiquetas