La personalidad influye en la decisión de compra

Se ha demostrado que el marketing y la personalidad son dos términos que van de la mano y juegan un papel fundamental a la hora de darle la identidad a las marcas. Cuando queremos hacer marketing, es necesario tomar en cuenta los diferentes tipos de personalidades de los consumidores. ¿Quisieras saber por qué? Entonces te invitamos a que sigas leyendo.

La personalidad de cada persona influye muchísimo en el comportamiento y la decisión de compra. Es decir que, dependiendo del tipo de personalidad que posea un individuo, éste va a comportarse de una manera en específica al momento de escoger una marca de otra, o va a basarse en motivaciones específicas de su personalidad cuando va adquirir algún producto o servicio.

Es por ello que, los rasgos de la personalidad ahora también se toman en cuenta al momento de segmentar el target para cada marca. De esta manera, los mensajes publicitarios tienen la posibilidad de tener mayor efectividad e impacto en la audiencia.

Entonces, ¿Qué es el marketing basado en la personalidad? ¿En qué consiste? Sencillamente es una estrategia de segmentación que busca conectar con un público objetivo basado en los rasgos de la personalidad de cada individuo para hacerles llegar mensajes u ofertas certeras, atractivas y conseguir fidelización de una marca.

¿Cómo lograr establecer una estrategia de marketing basado en la personalidad?

Hoy en día lograr establecer una estrategia de marketing basada en la personalidad es fácil con la ayuda de las nuevas tecnologías y herramientas que podemos encontrar en internet.

Antes de empezar a establecer tu estrategia debes definir o dar a conocer tu marca, es decir, su personalidad. Esto puede ayudarte a descubrir cómo las personas ven tu marca, o a descubrir cuales son los rasgos que esconde para así hacerla más visible, en paralelo solo a la edad y sexo.

Después de que tengas bien definido este punto puedes comenzar con la estrategia de segmentación. Para ello se crean mensajes personalizados, y se difunden por los medios ideales para cada tipo de personalidad.

Esto quiere decir que no solo se estudian los perfiles psicológicos de cada persona, sino que también se buscan los mejores medios de comunicación para alcanzar mayor porcentaje de efectividad de la difusión de los mensajes.

Las métricas se miden de acuerdo a cada modelo psicométrico que se utilice ya que existen varios. El estándar se llama OCEAN por sus siglas en inglés las cuales son; Amplitud de Miras (Openness), Meticulosidad (Conscientiousness), Extroversión, Afabilidad y Neuroticismo.

Llevando a cabo este modelo podemos precisar los rasgos de cada persona, saber cómo es, cuáles son sus necesidades, cómo se comporta al momento de adquirir un producto, entre otros.

Sin duda alguna es evidente que el marketing basado en la personalidad realmente es una potente estrategia para alcanzar el éxito.

La ciencia combinada con la tecnología van de la mano y nos están dando oportunidades excepcionales para impulsar cualquier empresa o marca. ¡Y aun nos falta mucho por ver en el futuro del marketing!

En Ojo de Pez trabajamos con herramientas adecuadas para adaptar la comunicación a cada personalidad, escribinos a info@ojodepez.com.py.

 

Fuente e imagen: Marketing Directo

Categorías

Nube de etiquetas