Cómo perder a un seguidor en 10 días

 ¿Quién quiere perder un seguidor de sus redes? En un año en el que las plataformas están privilegiando las experiencias de sus usuarios, las interacciones reales y luchando contra el spam y los bots, obtener un seguidor nuevo es algo muy valioso para las empresas y conservarlo ¡Todo un desafío! A esto se suma un cierto hartazgo de los usuarios sobre los contenidos de las marcas que, en la mayoría de los casos, son publicitarios al 100%.

El “mientras más contenido, mejor” fue perdiendo sentido y lo más relevante ahora es la comunidad que generamos a través de la conversación. Nos interesan los seguidores que participan, que interactúan y que se comprometen con nuestra marca. ¿Estamos alineados?

Acá va el “día a día” con las prácticas erradas en Social Media Marketing, que muchas marcas aún implementan sin ser conscientes que si no podremos conservar un seguidor, mucho menos podremos generar una conversión.

10 días para perder a un seguidor:

Día 1: Obtienes un nuevo seguidor en tus redes sociales e inmediatamente le envías un mensaje automático para que entre a ver tus productos en tu web y a ello le sumas varios CTAs más (esto se repite en las diferentes redes y a través de los días). Imagínate, de solo ver un mensaje tan extenso y genérico, como seguidor notará claramente que es un número más para tu empresa y lo peor será que notará que sólo te interesa venderle tus productos y/o servicios antes de conocerle.

Día 2: No has publicado nada interesante en tus redes sociales o te has tomado un largo descanso. Al entrar en el perfil de tu marca en búsqueda de información, tu seguidor lo encuentra desactualizado y poco interesante. Mantén tus redes sociales actualizadas, intenta postear a diario siempre que tengas contenido valioso que ofrecer.

Día 3: Tu nuevo seguidor se ha contactado por mensaje privado para hacerte una consulta y no le has respondido aún. Es más, en tu perfil no especificas en qué horarios y por qué medios responderás las dudas de tus clientes. Una atención al cliente deficiente implica perder a un posible cliente y peor ¡Influye negativamente en la imagen que brindas de tu empresa!

Día 4: En tus contenidos prometes más de lo que podrías ofrecer a través de tus productos y/o servicios, y tu seguidor lo puede comprobar muy fácilmente. No sólo se sentirá engañado, también se lo hará saber al resto de la comunidad.

Día 5: Has respondido a sus consultas pero como tu equipo de Atención al Cliente no está lo suficientemente preparado para afrontar una queja, discutes y no generas ninguna solución. Un seguidor enojado y con problemas a medio resolver es una referencia negativa más en tu historial ¿Y si esto desemboca en una crisis?

Día 6: Haces autobombo todo el tiempo y eres insistente. Si lo único que va a ver es una auto-promoción continua de tus productos ¡Adiós seguidor!. Esto es un claro indicativo de lo que quieres lograr es vender lo que tu empresa necesita vender y no lo que tu seguidor quiere comprar.

Día 7: Ha comprado ocasionalmente tu producto y te has olvidado de él después de eso. No fidelizas ni recompensas. Un seguidor debe ser parte de tu comunidad a largo plazo, pues será quien se sienta identificado con tu marca, comparta tus contenido y recomiende la experiencia que ha vivido como comprador.

Día 8: Tus contenidos hablan de parte de una empresa poco empática. y lo peor es que si te sigue en todas las redes y compartes lo mismo ¿Para qué seguirte en todas? Trata de tener una estrategia por cada red social que empleas para dar a conocer a tu marca, recuerda que tu seguidor puede ser la misma persona, pero jamás será el mismo tipo de usuario en todas las redes.

Día 9: Como si todo lo mencionado anteriormente no fuera suficiente, tu cliente te etiqueta o envía una foto sobre tus productos y/o servicios y lo dejas sin respuesta. No ignores a tus seguidores, ellos hacen de promotores de tu marca y esa información es tan valiosa para tu compañía que debes de reconocerla y premiarla.

Día 10: Como tampoco mides tus resultados no sabes qué contenidos le atrajeron más o si ha comentado en tus posts.

Y con todo esto ¡Pierdes un seguidor!

Pero todo es cuestión de trabajo en equipo.

Todos en tu equipo se deben ver representados por tu marca, pues ellos serán quienes definan la esencia de tu compañía. Un equipo sin preparación, sin objetivos específicos que cumplir, jamás logrará que un seguidor se convierta en un cliente feliz. Lo peor que puedes hacer es escudarte con el desconocimiento o la falta de tiempo para estar en contacto con tus seguidores.

Y no tiene que olvidarte de medir los resultados de tu estrategia en redes sociales.

Si no mides no sabrás cómo conversar en tus redes, es importante que lo tengas presente, pues la mayoría de los errores que acabamos de enumerar son resultado de la falta de estrategia con base en números y resultados.

Fuente:  Topicflower

Categorías

Nube de etiquetas