¿Cómo elegir a tu agencia publicitaria?

El 2020 está a la vuelta de la esquina, algunos capítulos se cierran, otros ciclos nuevos se abren, pero este no es un artículo de Mia Astral. Hoy te voy a compartir algunos tips para que, en el caso presente o futuro, esta decisión de cómo elegir una agencia de publicidad pueda ser más fácil de tomar.

 

1- Definir qué tipo de acciones se harán

 

Apenas tengamos definidos los objetivos comerciales para el próximo año, esta tarea puede ser muchísimo más fácil. ¿Necesito PR?, ¿quiero aumentar la cantidad de conversiones online o generar visual branding?, ¿me gustaría realizar activaciones de BTL?, ¿necesito una MEGA creatividad o una campaña 360°?. 

Estas, son las primeras preguntas que uno debe responderse para pasar al siguiente paso, ya que existen agencias especializadas en ciertos servicios.

 

2- Historial de cuentas y calidad de trabajo

 

Bueno, ya definimos qué necesitamos, ahora el siguiente paso: stalkear y stalkear.

Nos encargamos de googlear algunos nombres, visitamos páginas webs, vemos perfiles de Instagram o Facebook, hasta incluso recurrimos al muy confiable LinkedIn. Algo muy importante al realizar esto es ver el historial de clientes que tuvo la agencia. Las preguntas para esta parte serían: ¿la agencia manejó clientes del mismo rubro?, ¿generaron casos de éxito?, ¿qué tipo de pautas tradicionales y digitales tuvieron?. En los materiales hechos, ¿es el tipo de terminación artística o funcional que busco?.

 

Un buen dato: nunca está demás también stalkear las redes de los clientes o ex-clientes.

3- El team: infraestructura, experiencia y conocimiento

 

Pasamos del paso anterior y ahora tenemos unas 3 a 5 opciones, aquí ocurre algo importante: el acercamiento a cada una de estas opciones. Es necesario conocer al potencial equipo con el que trabajaremos, la experiencia de cada miembro en su labor específica nos va a permitir tener una visión acerca de lo que podemos esperar de este. Aquí te señalamos algunas recomendaciones:

  • Siempre, de ser posible, es bueno tener un breve resumen de trabajos hechos por cada persona del equipo según su cargo. 

  • Realizar una visita a las oficinas físicas de nuestras opciones nos ayuda a darnos cuenta si tienen la infraestructura necesaria para poder cumplir con nuestros objetivos comerciales. 

  • Otro factor decisivo que puede tanto hacer fluir el trabajo como entorpecerlo, es el poder conocer la metodología de trabajo y sus procesos. El definir qué le toca a la agencia, qué nos toca a nosotros como departamento de marketing o innovaciones hará que todos lleguemos a la meta que necesitamos. 

 

4- ¿De cuánta inversión hablamos?

 

Al mismo tiempo que realizamos el conocimiento del equipo y de la infraestructura de nuestras opciones no podemos dejar de hacernos esa pregunta. Esta duda se disipa al momento en el que tomamos consciencia de la infraestructura y equipo que arrastran nuestras probables agencias. Si bien es tentador el aceptar ver presupuestos que nos permiten ahorrarnos varias monedas del dinero que tenemos para el año, hay que tener en cuenta estas palabras: retorno a inversión.

 

Esto no es más que una versión formal de “Lo barato sale caro”. Pensemos tan solo que no estamos pagando por un flyer o un cartel de vía pública, sino que pagamos para cumplir o acercarnos a nuestros objetivos. La agencia no debe ser solo un ente mecánico que realice los materiales que solicitamos, debe haber un pienso detrás de todo, un team mate con pensamiento estratégico como el nuestro. El éxito de la agencia es nuestro éxito.

 

Finalmente, soy fan de pensar que los feeling o presentimientos existen por algo, pero estos tips sé que pueden ayudarte a encaminar a descubrir qué es lo que necesitamos o cuestionar si verdaderamente estamos teniendo lo que necesitamos.

 

En Ojo de Pez contamos con profesionales capacitados, además de herramientas y procesos claros para realizar estrategias efectivas acorde a cada sector.

¡Escribinos a info@ojodepez.com.py!.

Escrito por Mauri Moreno.

Imagen: Pexels.com

Categorías

Nube de etiquetas