Dispositivo que da voz a quien no la tiene.

La tecnología de los asistentes de voz está diseñada para que la respuesta a una petición esté al alcance de los usuarios en tan solo unos instantes.

Pero hay personas, como Giovanni Caggioni, que no tienen esta facilidad.

 

Este chico de 21 años no puede hablar, es ciego y tiene síndrome de Down.

Sus padres siempre intentaron satisfacer la necesidad del hermano de “ser autónomo, aunque sea para lograr objetivos pequeños como poner una música.

 

Su hermano Lorenzo, ingeniero en Google Italia, decidió buscar una manera para que él también pudiera acceder a esos contenidos.

Junto a algunos compañeros de trabajo, creó un dispositivo que conecta el altavoz inteligente con un botón, con el que Giovanni puede enviar sus peticiones.

 

Con el tiempo lograron crear un dispositivo capaz de convertir la señal transmitida vía cable desde un botón.

 

Si se asocia una orden concreta a esa señal emitida cuando se aprieta el botón, el asistente de Google será capaz de ejecutarla.

 

Configurar el dispositivo para que un usuario pueda usarlo es sencillo, porque se trata de que una persona de auxilio indique unas pocas instrucciones oralmente, mantiene el ingeniero. “Es suficiente pedirle: ‘Hey Google, conecta mi botón’, posteriormente se aprieta el botón. A continuación, la pregunta será: ‘¿Qué petición quieres asociar’? Y bastará con pronunciar la que se desea, como ‘pon la música’ o ‘enciende la luz’”.


 

El aparato ya está instalado en la casa donde Giovanni, y ahora este joven sí puede poner su playlist favorita cuando le apetece.

 

Caggioni presentó el proyecto en el último congreso de desarrolladores de la compañía, celebrado entre el 7 y 9 de mayo en California.

 

Ahora el equipo de desarrollo de este prototipo estudia cómo hacerlo accesible a más personas.

 

Google también publicó una página web donde se encuentran las instrucciones para construir el dispositivo de manera casera.


Fuente / Imágenes: ElPais

Categorías

Nube de etiquetas