¿Cómo lanzar un nuevo producto al mercado?

Para lanzar un producto al mercado de manera exitosa debés elegir el momento oportuno. Puede que sientas que es urgente introducir tu nuevo producto o servicio cuanto antes, pero si te precipitás demasiado el proceso acabará en desastre.

Cuando es necesario, posponer temporalmente tu lanzamiento puede significar la diferencia entre el fracaso o conseguir opiniones brillantes sobre aquello que venderás.

Muchos emprendedores empiezan a vender sus productos antes de tiempo para derrotar a su competencia o coordinarlos con una festividad.

Si también estás en alguna de estas situaciones, preguntate antes:

  • ¿Mi producto cumple con lo que debería hacer?
  • ¿Conozco yo mismo bien ese artículo que voy a vender?
  • ¿Tengo una estrategia y los materiales necesarios para promocionarlo?
  • ¿He desarrollado un plan para medir las estadísticas y las opiniones de mis compradores?

Si contestaste con un “NO” a alguna de estas preguntas, es mejor que retrases un poco la salida al público de tu artículo.

Pensá en otra fecha para realizar este lanzamiento y, una vez que hayas decidido el momento de hacerlo, seguí estos 8 pasos para lanzar tu producto al mercado de forma exitosa.

1. Poné a prueba tu producto

Testar tu artículo o servicio antes de su salida al mercado puede ayudarte a verificar que tu producto, tu negocio y tu audiencia están preparados para el lanzamiento. Lo ideal es que pongas a prueba un prototipo o tu producto ya terminado para saber si éste podría o no tener una buena aceptación ante el público general.

Además, este primer paso te ayudará también a obtener información importante de las opiniones que recojas y a realizar las modificaciones necesarias para mejorar tu producto.

¿Cómo podés poner a prueba tu producto sin gastar ni un solo guaraní?

2. Elaborá un plan de lanzamiento

Una vez hayas puesto a prueba tu producto con un pequeño grupo de personas, debes elaborar un plan de lanzamiento que te guíe para promocionarlo correctamente.

En este plan deberás especificar cuáles son las características del producto, su precio, el público al que irá dirigido, dónde venderás tu artículo, qué tipo de publicidad harás de él (y los canales por los que lo promocionarás) y las ventas que estimas que tendrá.

Para elaborar mejor esto, puedes crear un pequeño plan de negocios para identificar todos estos puntos.

Este paso es fundamental para que organices correctamente la promoción de tu producto y empieces a investigar cómo publicitarlo por distintos canales. Sólo así conseguirás atraer clientes que lo compren una vez lo hayas lanzado al mercado.

3. Familiarízate con tu producto

Según vayas avanzando en el proceso de lanzar tu producto al mercado, vos (y si tienes un equipo de trabajo, también ellos) tendrás que ajustarte a nuevos procesos, cosa que puede ser difícil.

Por eso debés tomarte el tiempo y los recursos necesarios para familiarizarte tanto con tu nuevo producto o servicio, como con los protocolos de atención al cliente que suponga.

Este último punto es esencial ya que las dudas que tengan tus consumidores no serán las mismas si el producto es un celular que si es por ejemplo una prenda de ropa.

Por eso es importantísimo que antes de lanzar tu producto al mercado te familiarices con él, ya que así, una vez empieces a venderlo, podrás resolver cualquier pregunta que tus clientes te hagan con soltura y facilidad.

4. Preparate para un incremento de las ventas

Puede que tengas en cuenta qué pasará si tu producto fracasa y apenas se vende; pero ¿pensaste qué pasará si al lanzarlo tiene una gran popularidad?

Un nuevo artículo o servicio puede traerte un aumento inesperado en tus ventas.

Por eso, para evitar cualquier fallo, debés asegurarte de que estarás preparado para un incremento en el volumen de ventas y en la complejidad del trabajo que esto puede traer.

Analizá todos estos factores y planea con antelación situaciones como pedir más materiales a tu proveedor para tener suficiente stock del producto, o contratar a más personas que te ayuden con las ventas en caso de que tú seas el único miembro de tu negocio.

5. Recordá el núcleo de tu negocio

Centrarte en el lanzamiento de un nuevo producto es una experiencia emocionante, pero recordá que no debes descuidar tu actual negocio.

Si este es el primer artículo que vendes en tu emprendimiento, probablemente no te encuentres en este tipo de situación.

Pero si ya tienes otros productos a la venta en tu empresa, es fácil que te olvides de ellos con la llegada de nueva mercancía a tu negocio.

Mantené un balance entre dar vida y promoción al nuevo producto, y sostener tu compañía ya establecida.

6. Lanzá tu producto

Una vez que tienes todos los puntos anteriores preparados, ¡es hora de lanzar tu producto al mercado!

Pon en práctica lo establecido en tu plan de lanzamiento, como los canales por los que promocionarás este nuevo artículo, el público al que irá dirigido, los puntos donde será distribuido, etc.

7. Establecé métricas sobre la marcha


Lanzar tu producto y ponerlo a la venta no es el último escalón para que tengas éxito en el mercado: debes hacer un seguimiento de éste para que tu esfuerzo en los anteriores pasos merezca la pena.

Es importante que después del lanzamiento establezcas metas relevantes, como empezar a atraer a otros clientes, aumentar tus ventas, incrementar la popularidad del producto en sí…

Pero también debes medir regularmente si tu producto o servicio cumple con las expectativas de esas metas.

En casos extremos, no tengas miedo de descartar tu producto si no consigues con él los objetivos que te habías propuesto.

Recordá el principio del costo hundido: sólo porque hayas invertido tiempo y recursos en desarrollar un producto no significa que debas seguir intentando venderlo.

Si la rentabilidad es incierta en este punto, lo único que hará será entorpecer el crecimiento de tu negocio.

8. Recopilá opiniones después del lanzamiento

Analiza las opiniones de tus consumidores, luego determiná qué cambios necesitás para mejorar tu producto.

Un ejemplo claro está en el mundo de la telefonía: las marcas, cuando lanzan nuevos smartphones, escuchan las opiniones de sus clientes, leen los blogs en los que hacen reseñas sobre los terminales, y anotan todo lo que podrían mejorar para el siguiente teléfono.

Debés hacer con lo mismo después de lanzar tu producto al mercado.

Comprobá las opiniones de tus clientes en tus redes sociales, en los correos que te envíen de contacto o en cualquier otra plataforma de comunicación que tengas, y anotá las mejoras que te sugieran.

Recordá que tu cliente es realmente el dueño de tus productos y quien puede hacer que tengas éxito, o fracases estrepitosamente.

Fuente / Imágenes: Ganaci

Categorías

Nube de etiquetas