Spotmini, el perro robótico, está buscando trabajo

SpotMini, el perro robótico y sensación de las redes sociales, está buscando trabajo.

Boston Dynamics, la compañía detrás del canino cibernético, se destaca en dos cosas, diseñar robots geniales y hacer videos virales de ellos en acción. SpotMini ha acumulado una impresionante cantidad de 30 millones de visitas en YouTube en solo unos pocos años, y una foto del robot caminando junto a Jeff Bezos hizo estallar Twitter en marzo.

Pero el presidente ejecutivo de Boston Dynamics, Marc Raibert, cree que es hora de que su estrella de las redes sociales se gane la vida.

Adiós, paseos relajantes con titanes tecnológicos. Hola, almacenes sin ventanas. Raibert cree que el robot de 30 kilogramos podría prosperar en la construcción, en empleos de entrega, seguridad y eventualmente en el cuidado del hogar, la compañía planea comenzar a producir 1.000 de ellos anualmente a mediados del próximo año.
"Depende de todos ustedes pensar en la aplicación”, dijo Raibert en una sala llena de entusiastas de los robots reunidos en una conferencia en Hannover, Alemania, a principios de este verano. Para ayudar a estimular su imaginación, mostró un video del SpotMini patrullando pasillos oscuros, una escena que podría traer a la mente un episodio en particular de Black Mirror. Boston Dynamics se mantiene a la vanguardia de la robótica. La mayoría de los robots famosos que precedieron a SpotMini eran poco más que “botes de basura sobre ruedas”, dijo Chris Atkeson, un robotista de la Universidad Carnegie Mellon. SpotMini, que mide un poco más de 60 centímetros y cuenta con 17 articulaciones, es uno de una nueva clase de máquinas que se mueve en dos o más patas y exhibe un sorprendente equilibrio y agilidad. Un accesorio de brazo incluso le permite abrir puertas y recoger objetos pequeños.

“Boston Dynamics está muy por delante de todos los demás”, dijo Atkeson. “Los muchachos de Boston Dynamics son como Elon Musk. Quieren ir a Marte, apuntan alto. Quizás eso les dificulte hacer algo simple”.

Eso podría ser un problema. El SpotMini podría ser demasiado complejo y demasiado caro para muchas de las aplicaciones que Raibert tiene en mente, según expertos en robótica.

Los robots más exitosos tienden a ser simples. Por ejemplo, el Roomba. Cuando la aspiradora autónoma llegó al mercado, en 2002, dependía solamente de un generador de números aleatorios para rebotar en una habitación al azar. Incluso ahora, sigue siendo un dispositivo bastante simple. Es la misma historia con los primeros robots que limpiaban piscinas: giraban al azar después de tocar el borde, dijo Atkeson.

La tecnología ha avanzado, pero sigue siendo mucho menos compleja de lo que propone Boston Dynamics. Pensemos en los robots de entrega. Las ruedas son más simples, más baratas y más eficientes que las patas, lo que explica por qué muchas de las startups que desarrollan robots de entrega las prefieren.

Kiwi Campus ha desplegado una flota de bots de entrega de 50 ruedas en la Universidad de California-Berkeley desde el año pasado. El presidente ejecutivo, Felipe Chávez Cortés, considera que las patas son poco prácticas porque los almacenes, las calles de la ciudad y otros lugares tienden a tener superficies planas y relativamente lisas.

“Las patas son una solución sobre diseñada, no son prácticas para la entrega”, dijo.

El costo es otro factor limitante. Boston Dynamics no ha dicho cuánto costará SpotMini, y la compañía no respondió a una solicitud de comentarios. Atkeson dijo que espera que cueste aproximadamente lo que un auto nuevo. Esa podría ser una venta difícil también si existen robots más baratos disponibles.

“Si un robot muy costoso limpia la sala de la misma manera que un robot que cuesta una décima parte del precio, entonces eliges uno más simple”, dijo Lior Elazary, cuya empresa, en Via Robotics, construye robots de almacén.

El desafío de utilizar SpotMini en el cuidado del hogar, un área donde existe un gran potencial para la asistencia robótica, se reduce a dos cosas. En primer lugar, los robots que realizan este tipo de trabajo deben ser capaces de navegar en entornos complejos que cambian con frecuencia. InVia Robotics se propuso desarrollar robots para el cuidado de personas mayores, pero pronto descubrió que su tecnología podría realizar solo el 20-30% de las tareas requeridas. Es por eso que cambió su enfoque a desarrollar robots para almacenes.

Más allá de eso, la apariencia del robot es importante en el sector del cuidado de la salud. La gente debe sentirse cómoda con la máquina, dijo Atkeson.

SpotMini no es cálido y peludo. Algunos incluso podrían llamarlo espeluznante. Si SpotMini trabaja con ancianos o enfermos, debe ser accesible, dijo.

La ciencia lo respalda en ello. Los investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) han descubierto que los robots que muestran emociones pueden usarlas para mejorar sus interacciones con los humanos y ayudarlos a alcanzar sus objetivos.

El verano pasado, un robot de seguridad con ruedas llamado Steve llegó a los titulares cuando cayó a una fuente en Washington DC, a solo días de comenzar su nuevo trabajo patrullando un complejo comercial y de oficinas. La gente creó un monumento informal “en memoria de nuestro robot de seguridad... pero más importante, nuestro amigo”. Fue de manera sarcástica, pero mostró que las personas se preocuparon lo suficiente como para siquiera hacer la broma.

Eso no quiere decir que Boston Dynamics no superará estos desafíos. Y vale la pena señalar que algunas de las sugerencias de Raibert tienen sentido. Podríamos llegar a ver a SpotMini haciendo trabajos de búsqueda y rescate, un área de creciente enfoque para los investigadores que desarrollan serpientes robóticas, e incluso enjambres de pequeños robots similares a insectos.

Pero las posibilidades más interesantes podrían radicar en el objetivo de la compañía de hacer de SpotMini una plataforma. Raibert lo ve como el “Android de los robots”. La esperanza es que otros creen software y hardware que se sume a lo que el perro robótico es capaz de hacer, de forma similar a cómo los creadores de aplicaciones hacen que nuestros teléfonos inteligentes sean más útiles.

En ese punto, SpotMini podría no estar desesperado por conseguir un trabajo, sino por unas vacaciones.

 

Fuente: Expansión

 

Categorías

Nube de etiquetas