Así funciona la tecnología de la tienda autónoma que compite con Amazon Go

En las tiendas totalmente automatizadas como Amazon Go los clientes agarran los productos y salen por la puerta sin pasar por una caja de pago física.

Sin hacer cola, sin hablar con nadie, sin pasar por caja. Las tiendas físicas autónomas, totalmente automatizadas como las de Apple o Amazon Go, pueden prescindir del personal de caja utilizando en su lugar un conjunto de sistemas de visión artificial, de reconocimiento de imágenes y de aprendizaje automático.

Toda esa tecnología combinada se utiliza para detectar a los clientes cuando entran a la tienda, asociarlos a una sesión de compra a través del móvil, identificarlos y también reconocer qué productos y objetos toman de las estanterías y los que vuelven a dejar.


Este video permite ver el funcionamiento del sistema de pago autónomo desarrollado por la ‘start-up’ Standard Cognition y que es capaz de realizar simultáneamente y en tiempo real tareas de detección de personas, seguimiento de identidades, detección de artículos, clasificación de artículos, análisis de acciones y análisis de inventario.

"Todos los sistemas trabajando juntos para visualizar en tiempo real qué persona tiene qué artículo y qué hace con él", explican. El resultado es una experiencia de ’compra libre’ en la que no hay necesidad de hacer colas ni utilizar tarjetas o efectivo.

En cambio el sistema de Standard Cognition utiliza cámaras de alta resolución para hacer un seguimiento de los clientes y detectar lo que cogen. Para que el sistema sepa qué artículos debe cargar a cada comprador los clientes deben abrir una aplicación específica cuando entran en la tienda, de igual forma que sucede en la tienda Amazon Go o las tiendas Apple que aplican tecnologías similares al sistema desarrollado por Standard Cognition.

A partir de ahí el sistema de inteligencia artificial relaciona automáticamente a cada comprador con su sesión de compra en al app móvil y les asigna automáticamente las compras. Si un comprador vuelve a dejar un artículo en el estante o en cualquier otro lado el sistema lo detecta y quita ese producto del carro de la compra de la aplicación.

Al final la compra el comprador acepta el pago a través de la aplicación móvil o en caso de no tenerla el proceso de compra se finaliza en un kiosco donde se puede realizar el pago con tarjeta.

Fuente / Imagen: Economía Digital

Categorías

Nube de etiquetas