El enfermizo deseo de crear

Antes de empezar déjenme hacer una pregunta: “¿Alguna vez caminaron solos por la calle manteniendo conversaciones imaginarias en voz alta?”

Si la respuesta es “No”, entonces deberían de empezar a hacerlo.

via GIPHY

Volvamos al tema principal. Empecemos con los síntomas: impedimento de concebir el sueño, incapacidad de saciar el hambre y, en casos extremos, la imposibilidad de reconocerse a uno mismo. Al principio puede que sea un cosquilleo familiar; fácil de ignorar, pero eventualmente se convierte en una picazón irritante que se manifiesta solo en lo más profundo de nuestro pecho. De aquí en adelante no hay vuelta atrás, he ahí el problema (¿?).

Tranquilos, aunque la incomodidad es capaz de arrebatarte el autoestima hasta por semanas, no es mortal.

Una vez que pueden identificar los síntomas, solo queda aprender a vivir con ellos y superarlos, una creación a la vez.

Fin… gracias.

via GIPHY

¡Mentiiira! Todo estará bien. Continuemos.

¿Qué puedo hacer con esta condición?

1. Lo primero que se te venga.

Pensar demasiado es la leña que alimenta al fuego de la incertidumbre. Hacerse el tonto y no escuchar a la cabeza no es el mejor de los consejos, pero para este caso su aplicación resulta bastante provechoso.

via GIPHY

Eso tampoco significa crear tu propia versión de Jackass, trust me.

2. No pensar en los demás

Todos queremos ser reconocidos por algo, es lo mejor. Pero al menos que el siguiente proyecto tenga que ver con salvar al mundo del calentamiento global o del siguiente Trump, entonces no te preocupes. Si te animás a compartirlo con el mundo estoy seguro que encontrará su lugar en el corazón de alguien.


Gracias internet.

3. Ser constante


Recaer en la pereza es extra fácil, así que seguí creando lo que se te antoje. No importa si de dibujitos pasás a formar tu propia versión de Jackass hacer cosplay o escribir guiones para series que pudieron haber terminado mejor (Te hablo a vos That 70’s show!).

El objetivo principal es no quedarse quieto.


4. Encontrar el camino

La verdad es que no es muy habitual que yo vea al mundo desde su versión positiva, pero me gusta pensar que hay un camino para donde sea que queramos llegar. Si no sabemos a dónde ir, caminar es la mejor opción para encontrar algún destino. Solo hay que caminar.

Es batalla, pero no hay de otra.

via GIPHY

5. Desarrollar la cura


Si es que existe, me imagino que ha de seguir el mismo proceso que una vacuna: encontrar una parte de la enfermedad y utilizarla a favor de uno mismo. Podés llamarlo motivación o inspiración, eso ya depende de vos.

Conclusión:

Esta condición realmente no desaparece, no hacer algo al respecto nos impedirá vivir a gusto con ella.

Por: Daniel Stellato / Imágenes: Orzz / Lange Studio / Difundir.org / InfoUno

Categorías

Nube de etiquetas