Festival de Cannes 2018: Todos los ganadores

El afiche oficial del Festival de Cannes de 2018 utilizó una imagen de la película “Pierrot el Loco”, de Jean-Luc Godard, de 1965

La entrega de premios de la edición 2018 del Festival de Cannes comenzó con el reconocimiento al polaco Pawel Pawlikowski como mejor director de cine por su historia de amor "Cold War". En 2015, Pawlikowski ganó el Oscar por la película "Ida".

La actriz kazaja Samal Yeslyamova y el actor italiano Marcello Fonte ganaron los premios de interpretación en el Festival de Cannes: Yeslyamova da vida a una refugiada kirguís que tiene que luchar para sobrevivir en un gélido Moscú en "Ayka", de Serguéi Dvortsevoy, y Fonte a un peluquero canino en "Dogman", de Matteo Garrone.

Finalmente, el consagrado director japonés Hirokazu Kore-Eda se llevó la Palma de Oro del Festival de Cannes por "Shoplifters", una crónica familiar donde cada miembro esconde sus secretos.


Cronista de las relaciones familiares, Kore-Eda, de 55 años, es autor de una obra coherente que mezcla el aspecto social y la descripción de los vínculos familiares. Nacido en Tokio en 1962, es diplomado de la prestigiosa universidad Waseda. Tras sus inicios en la televisión, pasó a la realización en 1995 con "Maborosi", presentada en el Festival de Venecia.

Por su parte, el estadounidense Spike Lee se llevó el Gran Premio por "BlacKKKlansman", un alegato contra el racismo y contra Donald Trump, mientras que la libanesa Nadine Labaki se alzó con el Premio del Jurado por "Cafarnaúm", una entrañable historia de dos niños que sobreviven en las calles de Beirut.


Además, por primera vez, el festival otorgó una Palma de Oro especial al legendario cineasta francés Jean-Luc Godard. Una de sus productoras recibió el premio en su nombre y dijo: "Nunca estamos suficientemente tristes por la situación del mundo".

Godard, uno de los nombres imprescindibles del cine francés y mundial, presentó en competición "Le livre d'image" y recibió el galardón especial por ser un artista que ha hecho "avanzar el cine, que ha sobrepasado los límites y que busca redefinir esos límites", en palabras de la presidenta del jurado, Cate Blanchett.

La gala

Estrellas como Asia Argento, Benicio del Toro y Sting llegaron a la alfombra roja del Festival de Cannes, cuyo jurado presidido por Cate Blanchett anunció qué filme merece la Palma de Oro.

No hubo favoritos claros y es una buena señal. A diferencia del año pasado, cuando se impuso la sueca "The Square" -que luego cosechó poco entusiasmo en salas-, la crítica destacó en general el buen cine visto en una edición presentada por los organizadores como de renovación.

Entre las 21 películas en liza, diez cineastas compitieron por primera vez, junto a habituales como Jean-Luc Godard y Matteo Garrone, con la sórdida y eficaz "Dogman".

Spike Lee regresó con "BlacKKKlansman", filme en clave de resistencia a Donald Trump y prácticamente la única mención destacada a Estados Unidos durante el certamen, cuya distancia con Hollywood se acrecenta.

Un cine atrevido

Para Vanity Fair, no hay mal que por bien no venga: "Al centrarse menos en Estados Unidos como había sido el caso últimamente, Cannes se ha reafirmado como primer destino de un cine internacional atrevido".

Las mujeres pisaron fuerte. En el primer Festival después del escándalo Weinstein, la alfombra roja fue escenario de una protesta histórica con Blanchett, Kristen Stewart y Salma Hayek al frente, para advertir de que llegó la hora de un cambio en la industria.

Reclamaron igualdad salarial y un espacio de trabajo "seguro".

Días después, la imagen de la actriz Kristen Stewart – miembro del jurado – quitándose los zapatos con tacón mientras avanzaba por la glamorosa alfombra, fue interpretada como una nueva señal reivindicativa.

De España a Kurdistán

Bardem, Penélope Cruz y Ricardo Darín protagonizan el filme rodado en España "Todos lo saben", del oscarizado iraní Asghar Farhadi. La crítica aplaudió la proeza del director de plasmar fielmente una cultura extranjera sin caer en los clichés.

Geográficamente, Cannes se inclinó hacia Asia, con dos cintas en boca de todos: la del japonés Hirokazu Kore-Eda, con su crónica familiar "Shoplifters", y el surcoreano Lee Chang-dong, con el thriller "Burning", basado en un cuento de Haruki Murakami.


Las películas dirigidas por mujeres también dieron que hablar.

"Cafarnaúm", de la libanesa Nadine Labaki ("Caramel") robó el corazón de la crítica con un refugiado sirio de 13 años en el rol de un niño de la calle de Beirut que denuncia a sus padres por haber nacido.

La italiana Alice Rohrwacher – una de las pocas mujeres en haber ganado una recompensa de peso en Cannes (en 2014 por "El país de las maravillas") fue aplaudida por su fábula sobre la bondad en "Lazzaro Felice".

Las mujeres combatientes kurdas protagonizan "Las hijas del sol", de la francesa Eva Husson, una mirada inédita sobre la guerra desde el feminismo.

Dos cineastas se quedaron sin presentar sus filmes: el ruso Kirill Serebrennikov ("Leto"), bajo arresto domiciliario, y el iraní Jafar Panahi ("Three faces"), que tiene prohibido salir del país.

Destacan por su belleza cinematográfica "Guerra fría", la historia más romántica del palmarés dirigida por el polaco Pawel Pawlikowski (Óscar por "Ida"), y el último filme presentado en liza, "The wild pear tree", del turco Nuri Bilge Ceylan, único candidato a su segunda Palma de Oro.

Fuente / Imágenes: Infobae Con información de AFP

Categorías

Nube de etiquetas