Instagram toma medidas para evitar otro "Cambridge Analytica"

Sin previo aviso, Instagram ha restringido el acceso a gran parte de las aplicaciones no oficiales creadas en torno a la red social. La noticia habría descubierto por sorpresa a los desarrolladores de estas apps, quienes notaron una reducción masiva en la cantidad de información que recaban de los usuarios de Instagram gracias a su API.

¿El ocaso de las aplicaciones de pago?

Las plataformas de terceros afectadas, como las que permiten a los usuarios analizar a sus seguidores o encontrar hashtags estratégicos, habrían notado esta limitación de la API, hasta el punto de llegar a perder su funcionalidad, con el consiguiente enfado de los desarrolladores y de los propios usuarios.


Instagram, por su parte, no se ha pronunciado al respecto. No obstante, la página de documentación que contiene los límites para desarrolladores está temporalmente no disponible, por lo que todo apunta a que la plataforma ha dejado de aceptar solicitudes de nuevas aplicaciones.

A pesar de que la última palabra la tiene el usuario, pudiendo elegir si autorizar o no que las apps de terceros accedan a sus perfiles, Instagram ha preferido curarse en salud y evitar escándalos como el “Cambridge Analytica” ocurrido recientemente.

Con esta acción, la plataforma se asegura de reducir considerablemente la exposición de los datos de los usuarios a estas aplicaciones y el acceso de estas a la información.

Por un lado, las app involucradas han puesto su grito en el cielo por no haber recibido las notificaciones oportunas para poder tomar las medidas correspondientes. Por otro, los usuarios afectados, sobre todo aquellos que habrían pagado por utilizar estas plataformas, también están mostrando su descontento. Todos, mientras tanto, esperamos a que Instagram aclare la situación.

Fuente: Hoy Marketing / Imagen: MobilePro

Categorías

Nube de etiquetas