La satisfacción de ver el trabajo terminado

Me pidieron que escriba un artículo, sobre cualquier tema, pero lo que a mí más me cuesta es escribir, me toma como medio día escribir un mail. A pesar de eso, considero que es parte del trabajo de una ejecutiva de cuentas y esto me llevó a contar mi experiencia trabajando en una agencia de publicidad.

Me inicié en este mundo maravilloso de la publicidad hace como 10 años, de los cuales llevo 6 en Ojo de pez. A lo largo de los años pasé por muchas áreas, desde la impresión de gigantografías hasta el montaje de eventos, conciertos, fiestas o congresos, donde pasaba largas horas trabajando en distintos lugares, ya sea para organizar equipos de personas, asegurarme que nada falte, que los materiales estén bien y que no haya ni un cable o detalle fuera de lugar.

Un día me llamó Machu, directora de cuentas de la agencia, a pedir que me encargue de una cuenta bastante grande, para una campaña a nivel país. Yo me pregunté a mi misma: “¿Estoy preparada para esto? Yo nunca había pensado ser ejecutiva, no sabía como se hacía. Help!

Me animé igual y aprendí sobre un mundo totalmente distinto al que conocía. Además de adquirir una responsabilidad aún mayor a la que estaba acostumbrada -las horas igual se seguían haciendo eternas-, aprendí lo que era le verdadero trabajo en una agencia.

En todo este tiempo, tanto en el área de producción, como en el de cuentas, aprendí muchísimo y puedo afirmar que estos dos mundos tan distintos a la vez tienen cosas en común, algunas a favor y otras en contra.

Contras

Largas horas fuera de casa, la presión de que todo salga perfecto, las discusiones sobre ajustes o cambios a último momento, el agotamiento mental-físico y el estrés que a veces te da ganas de tirar todo e irte a vender tragos en alguna playa de Brasil o Encarnación.

Pros

El sentimiento de haber terminado una campaña, salir a la calle y ver que esos materiales por los que tanto te plagueaste salieron perfectos, son efectivos y venden, o que te reconozcan el trabajo con un “Que buena campaña, que buena idea o que buen evento”.

Los que trabajamos en este mundo sabemos que es pesado, pero que vale la pena, porque al final todo se resume en una sola cosa: La satisfacción de ver el trabajo terminado.

Por: Elena Peña / Imagen: Pixabay

Categorías

Nube de etiquetas