El lado no oscuro de ser ejecutiva de cuentas

Soy Nara, soy ejecutiva de cuentas dentro de la agencia y soy la primera del departamento en escribir para el blog.

Cuando me dijeron que tenía que escribir un artículo entré en corto. Después de que ya hayan salido los artículos de redactores, creativos y diseñadores, lo único que podía pensar era: “NO HAY FORMA DE QUE LO LOGRE”. Mi primera reacción fue escribirle a la redactora de mi módulo en busca de ayuda, necesitaba desesperadamente inspiración. Pero con todos los pendientes encima fui rechazada sin ninguna compasión:


Caraduramente, le pedí a otro redactor que me inspire. Me dijo que escriba sobre algo interesante del cargo pero después me dijo que en mi cargo no hay nada interesante de que hablar excepto el brief (y ya se hablo del brief en el blog, pueden leer ese artículo aquí). Mi nivel de indignación en ese momento estaba al tope.

Aunque nos toque hacer la pesada labor de ser el árbitro entre 2 grandes luchadores -Cliente vs. diseñadores creativos, etc.- , aunque muchas veces tengamos que ser el papá que arruina la fiesta con sus planillas excel y sus horarios de llegada o salida, encuentro en este puesto un montón de experiencias que valen la pena. Así que, aprovechando eso y que soy la primera ejecutiva en escribir, haciendo camino a mis compañeras, decidí hacer un top 5 de las cosas interesantes de nuestro cargo:

1. Conocimientos. En la agencia empecé como recepcionista/asistente. Creo que la primera vez que casi me dio un ACV fue cuando mi jefe me escribió al chat de la empresa y me puso: “¿Me preparás un refill?”. Lo primero que pensé fue: “Dios mío, quiere una planilla o algún informe que no se hacer” y tratando de ser completamente sincera le puse : “¿Qué es refill? Creo que no se hacer”. Con toda la paciencia que solo él tiene me puso: “Quiero que le cargues hielo a mi tereré, eso es”. Fue mi primer ACV y mi segunda gran pelada en la agencia.

Dentro de la empresa fui creciendo muchísimo. En el cargo de Ejecutiva de Cuentas como "primer filtro" uno se va nutriendo con un poco de cada una de las áreas. Aprende sobre la parte técnica de diseño, se enriquece con creatividad y redacción, entiende mejor de estrategias y planificación junto con el cliente y prepara presupuestos con los ojos cerrados.

Pasé por varios puestos en la agencia (tres jeje) pero creo que ninguno me nutrió tanto como este. Pasé de decir que no se cargar hielo a poder manejar todo un equipo creativo -o por lo menos intentar manejar todo un equipo creativo-, ejecutar estrategias de marketing y llevar adelante, en conjunto con mis compañeros, una marca gigante.


2. Contactos. Al ser Ejecutiva de una Marca, una siempre está en contacto con proveedores de diferentes rubros, imprentas, productoras, medios, figuras públicas. Conoce mucha gente interesante, excelentes profesionales con quienes se generan vínculos laborales y por qué no, también grandes amistades.

3. Diversidad de oportunidades. Me encanta saber que puedo seguir creciendo, que si se aprovechar esto, el día de mañana puedo ser gerente de MKT, brand manager, meterme en el mundo de medios, ser directora de una agencia o dejar todo e ir a alquilar sillas en la playa. El punto es que es un puesto en el que uno se alimenta de múltiples conocimientos.


4. Esta es una de las cosas que más amo de trabajar en el rubro de la publicidad, mientras tenga internet y un celular puedo trabajar desde donde quiera. Siempre y cuando tenga como conectarme, puedo estar trabajando tranquila desde el patio de mi casa, mientras tomo tereré y veo jugar a mis pequeños y variosss gatos.


5. Regalos. Sí, al ser la imagen de la agencia ante el mundo exterior, así como nos bancamos todo lo que se viene -entre plagueos, lágrimas y risas- también recibimos muchos regalos. Y sí, los merecemos.

Hoy día, cuando veo un comercial en TV directamente calculo cuánto habrá costado la pauta; veo una VP y entiendo los márgenes que el diseñador tuvo que respetar; veo un aviso y reviso si se les pasó algún error ortográfico; veo una factura y puedo calcular mentalmente cuánto hubiese sido la retención.

Así que, sí Federico (redactor que dijo que no había nada de qué hablar), hay muchas cosas interesantes dentro del cargo. Crecemos y celebramos con cada trabajo en equipo -con resultados felices para todos- porque eso es lo que queremos, ver que cada uno esté bien y que al final del día estemos un poquito más cerca del objetivo deseado. Eso vale la pena. Eso y las comidas de las reuniones <3

via GIPHY

Por: Nara Maidana / Imágenes: CoreditecWe heart it / Meme generator / Twitter / Giphy

Categorías

Nube de etiquetas